Toma de posesión de Rafa Herruzo como Párroco de NUESTRA SEÑORA DE EUROPA de Madrid. (11/09/2022)

TOMA DE POSESIÓN DE RAFA HERRUZO

Párroco de Nuestra Señora de Europa.

Madrid, 11 de septiembre de 2022

En el acto de Toma de Posesión:

Fotos obtenidas por cortesía de Marisa, Alejandro y Remigio.

Reflexiones personales, comentarios y peticiones al hilo de la toma de posesión:

Nuestro muy querido Rafa:

Hoy, en este día de tu toma de posesión como párroco de NUESTRA SEÑORA DE EUROPA, nos viene a la memoria aquel poema, LA FIESTA VENCIÓ, en el que se recordaban las palabras del anciano Simeón al ver a Jesús al ser presentado en el Templo:

…“Señor, ya puedes dejar morir en paz a tu siervo…»

Salvando las distancias, por supuesto. Y sentimos no haberte podido dar un abrazo después de misa. Habrá ocasión.

Rezamos por ti. Que el Señor te guíe en esta nueva etapa de tu vida sacerdotal.

Un abrazo fuerte,
Javier y Encarnita

Madrid, a 11 de septiembre de 2022

Nunca había tenido la oportunidad de asistir, participar en una misa de toma de posesión de un nuevo párroco. Este es, ha sido el día. Y ello me ha sugerido alguna reflexión que para mí tiene interés de ser compartido.

Se trata especialmente de ver juntos en la Celebración Eucarística a Rafa como nuevo párroco, a Lucas como párroco saliente, a varios sacerdotes compañeros y amigos de Rafa, representantes del Obispo, y a Vicente, sacerdote que hace ya más de cincuenta años nos casó a Encarnita y a mí siendo párroco de Nuestra Señora de La Fuensanta, en el barrio de Usera de Madrid. Por supuesto allí estaban sus padres, hermana y sobrina, y cómo no, la Comunidad Parroquial de Nuestra Señora de Europa.

No pude felicitar al final del acto a Rafa por su toma de posesión como nuevo párroco, por lo que le mandé un mensaje con mi felicitación, mi compromiso de pedir a Dios por él en su nueva etapa como sacerdote, y con mi recuerdo a las palabras del anciano Simeón al ver a Jesús entrar con sus padres en el Templo para ser presentado.

Y es que en ese acto, aquellas palabras me vinieron a la memoria, porque no era la primera vez que hablaba con Rafa de ello. Fue cuando me pidió que eligiera lectura hace dos años para nuestra Celebración de las BODAS DE ORO. Y sí: …“Señor, ya puedes dejar morir en paz a tu siervo…»

Salvando las distancias, por supuesto, esas palabras eran las que me evocaban la presencia en aquella Celebración de nuestras BODAS DE ORO, pero también hoy, al verlos juntos de nuevo, a quién nos casó hace más de cincuenta años y a quién hoy, y entonces, juntos, celebraban la Eucaristía de toma de posesión de Rafa como párroco. Una emoción estaba presente en mi corazón. No sé cómo sería la del anciano Simeón aquel día, dos mil años atrás, pero la mía fue grande, de verdad.

…///…

Un santo varón anciano
(Nuestro querido Vicente)
Nueva luz ya alumbra
(Nuestro querido Rafa)
De verdades plenas

…///…

Que dirá el poema, aludiendo al hecho que presencia el anciano Simeón con Jesús en el Templo, pero que uno, hoy, presencia, siente, que la transmisión de la fe en mi juventud se realiza por un sacerdote de edad madura, y que hoy a mi edad camino de la senectud, vislumbra que “Nueva luz alumbra” y también “Señor, ya puedes dejar morir en paz a tu siervo…», salvando las distancias, por supuesto.

Los que hoy seguimos unidos a quien en nuestra juventud tuvimos como referente fundamental en nuestras vidas a Vicente, damos gracias a Dios porque nuestros descendientes o generaciones venideras tienen “nuevas luces” como Rafa hoy, que como “cura de las almas”, y nuevo párroco, juegan, pueden jugar, un papel fundamental en nuestras vidas, y en ellos en el futuro.

¡Que así sea!

 J. Bodas

Madrid, a 19 de septiembre de 2022

Nuestras BODAS DE ORO. En la Parroquia de Nuestra Señora de Europa de Madrid, el 3 de octubre de 2020. – …las cosas que no son de este mundo… (wordpress.com)

Y el mismo día de la Toma de Posesión de Rafa, nuestro amigo Vicente nos remite un mensaje rememorando a otro común amigo Q. E. P. D.:

XXIV Domingo del Tiempo Ordinario, solemnidad

He querido enviarte el Himno de Vísperas porque hemos recordado a Fermín al comer los mejillones y, yo llevé  ese himno después de su muerte, …///…

Himno

Cuando la muerte sea vencida
y estemos libres en el reino,
cuando la nueva tierra nazca
en la gloria del nuevo cielo,
cuando tengamos la alegría
con un seguro entendimiento
y el aire sea como una luz
para las almas y los cuerpos,
entonces, sólo entonces, estaremos contentos.

Cuando veamos cara a cara
lo que hemos visto en un espejo
y sepamos que la bondad
y la belleza están de acuerdo,
cuando, al mirar lo que quisimos,
lo veamos claro y perfecto
y sepamos que ha de durar,
sin pasión, sin aburrimiento,
entonces, sólo entonces, estaremos contentos.

Cuando vivamos en la plena
satisfacción de los deseos,
cuando el Rey nos ame y nos mire,
para que nosotros le amemos,
y podamos hablar con él
sin palabras, cuando gocemos
de la compañía feliz
de los que aquí tuvimos lejos,
entonces, sólo entonces, estaremos contentos.

Cuando un suspiro de alegría
nos llene, sin cesar, el pecho,
entonces -siempre, siempre-, entonces
seremos bien lo que seremos.

Gloria a Dios Padre, que nos hizo,
gloria a Dios Hijo, que es su Verbo,
gloria al Espíritu divino,
gloria en la tierra y en el cielo.
Amén.